Sábado, 06 Octubre 2012 14:25

Leche pasteurizada en decadencia.

La leche y sus derivados constituyen el grupo de alimentos más completo y equilibrado en nutrientes, aportando proteínas de alto valor biológico, grasa, hidratos de carbono (lactosa), minerales  (calcio y fósforo) y vitaminas liposolubles (A, D, E y K), aunque es pobre en hierro y vitamina C. La composición nutricional de sus derivados varia en cuanto a su contenido en proteínas, grasa y agua.

Las proteínas lácteas son de alto valor biológico, es decir, proporcionan al organismo una amplia variedad de aminoácidos, muchos de ellos esenciales (sólo se pueden obtener a través de los alimentos). Además es el alimento que mayor contenido en calcio posee.

Sin embargo, en el proceso de preparación para su comercialización, la leche pierde muchas de sus propiedades nutricionales. Al ser sometida a altas temperaturas pierde la disponibilidad de calcio en mayor o menor proporción, según el tratamiento al que se vea sometida. Mientras que la leche esterilizada es sometida a altas temperaturas durante largos periodos de tiempo, la pasteurizada se somete a alta temperatura durante un corto tiempo, de manera que los nutrientes se alteran menos.

Sin embargo, hoy en día, los consumidores optan por la UHT o leche esterilizada, por ausencia de información o por comodidad, dado que la leche pasteurizada sólo se conserva en refrigerío de 2 a 3 días.

Optar por una leche pasteurizada es una elección más que saludable, puesto que estaremos aprovechando uno de los alimentos con mayor riqueza en nutrientes.

Visto 168589 veces