Sábado, 06 Octubre 2012 14:26

Síndrome del restaurante chino.

Cuando comemos fuera de casa y algo nos sienta mal lo solemos achacar a una posible insalubridad del alimento, pero no siempre es esta la razón por la que nos podemos encontrar indispuestos a nivel digestivo.

En ocasiones nuestro organismo presenta intolerancia a determinados aditivos alimentarios, aquellos que se añaden a los alimentos con una finalidad concreta, como antioxidantes, conservantes, edulcorantes, colorantes, emulgentes, estabilizadores, espesantes o gelificantes.

El glutamato monosódico es un aditivo que se encuentra de forma natural en guisantes, carne, queso, leche o campiñones, pero también es un estimulante o potenciador del sabor muy utilizado en restaurantes chinos. En algún momento determinado nuestro organismo puede presentar intolerancia a ese aditivo y encontrarnos ante una serie de síntomas que abarcan desde cefaleas, sudoración o mareo hasta dolor torácico, dificultad respiratoria y molestias gástricas, cuadro médico conocido como el "síndrome de restaurante chino".

Es importante conocer nuestro organismo y detectar cuando nos hayamos ante una simple indisposición puntual o cuando un determinado alimento o sustancia es rechazado en reiteradas ocasiones, entonces nos estará poniendo en alerta ante un caso de intolerancia alimentaria.

Visto 373908 veces